lola

Coliflor a la siciliana -deliciosa-

La semana pasada os hablaba de los maravillosos libros de Diana Henry y de su impresionante Tarator. Y hoy os traigo una receta suya no menos increíble. Os va a encantar aunque no seais demasiado amigos de la coliflor porque desde el primer bocado descubriréis una explosión de sabores sorprendente. El secreto está en la forma de aliñar la verdura. Nunca habréis probado una coliflor tan absolutamente deliciosa.

En todos los rincones del planeta las amas de casa siempre han buscado la manera de aprovechar al máximo sus recursos. Durante muchas generaciones el ingenio ha sido la mejor herramienta para conseguir platos exquisitos con los que alimentar a la familia (a veces numerosa) por poco dinero. De esa necesidad han surgido recetas maravillosas como que la que os traigo hoy.


Normalmente, cuando pensamos en comida italiana siempre se nos viene a la cabeza un ingrediente fundamental: el parmesano. Y es verdad que el sabor que aporta a casi cualquier plato es espectacular pero como no todo el mundo podía permitírselo porque era demasiado caro, las mammas italianas,  sobre todo en el sur, idearon una alternativa que se conoce como el parmesano del pobre.

Y qué mejor idea que reciclar algo que todas tenían en la cocina: trozos de pan duro que podían triturarse hasta dejarlos con una consistencia similar a la del queso en polvo. Ahora que tenían la base, sólo había que darle sabor.  Los italianos son auténticos expertos en convertir esas simples migas en algo absolutamente delicioso hasta el punto de que ni si quiera echaréis en falta el parmesano. Sí, es verdad, yo siempre había pensado que era una exageración pero mamma mía, ¡qué rico!

En Sicilia lo aromatizan con sus ingredientes favoritos: alcaparras, ajo, filetes de anchoa, piñones, chile, pasas. A lo mejor os puede parecer una combinación un tanto peculiar pero os aseguro que si los ingredientes fueran los músicos de una orquesta sonarían como la Filarmónica de Viena interpretando la Primavera de Vivaldi. Sí, esa es la sensación cuando le añades a la coliflor la mezcla del pan rallado: es como si de pronto se produjera una explosición de alegría, de aromas, de matices, algo absolutamente espectacular. Tenéis que probarlo.


INGREDIENTES

1 coliflor de tamaño medio, 30 de  pan duro mejor si es estilo chapata (yo en su defecto utilicé 3 rebanadas de pan de molde a las que les quité los bordes), 2 cucharadas de aceite de oliva, 4 dientes de ajo, 1 cucharada de alcaparras previamente lavadas, 3 ó 4 guindillas secas, 7-8 filetes de anchoa escurridos y picados finamente, 40 grs. de pasas (las de la Axarquía de Málaga son deliciosas) que dejaremos hidratarse durante 15 minutos en un poquito de agua templada, 3 cucharadas de perejil fresco picado, 25 grs. de piñones, sal y pimienta, 3 cucharadas de zumo de limón o de vinagre balsámico, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra para aliñar en el momento final


La elaboración es muy sencilla. Empezamos cociendo la coliflor y para eso primero hay que limpiarla. La partimos en ramilletes y también con la ayuda del cuchillo retiramos el tronco central que resulta demasiado duro. Si lo queremos aprovechar es mejor cortarlo en rodajitas finas para que se cocine bien. Pasamos los trozos debajo del grifo para lavarlos a conciencia. Yo la coliflor suelo hacer siempre en la olla superrápida porque así ganamos tiempo y es mucho más sano. Ya os expliqué aquí que el mejor método para cocinar los alimentos es la olla superrápida porque conserva mejor todos los nutrientes. Aquí es importante utilizar el cestillo para cocer al vapor que suelen traer todas. Colocamos dentro los ramilletes. Como la cocción es muy rápida casi no se necesita añadir agua, con quince cucharadas soperas es suficiente. Si no queréis medirlo con que cubra el fondo un dedo, bastará.  A continuación cerramos la olla, ponemos el fuego al máximo y esperamos a que suba la presión. Una vez hayan aparecido las dos rayitas bajamos el fuego al cinco y en las superrápidas con 5 minutos será suficiente si la queréis al dente. Si os gusta más blandita dejarla un minuto más. Trancurrido ese tiempo retiraremos la olla del fuego y esperamos a que baje la presión. En ese momento ya la podremos abrir. Si cocemos la coliflor por el método tradicional añadiremos un vasito de agua con algo de sal a nuestra cazuela, incorporaremos los ramilletes y dejaremos durante unos veinte ó veinticinco minutos hasta conseguir la textura deseada.

Mientras se cocina la coliflor trituramos el pan hasta conseguir pequeñas migas un poco más grandes que las que obtendríamos si quisiéramos hacer pan rallado. Si no tenemos un robot de cocina podemos utilizar el rallador de queso para conseguir un efecto similar o incluso un mortero.  En una sartén ponemos las dos cucharaditas de aceite y cuando hayan cogido algo de temperatura añadimos el pan. Movemos con cuidado hasta conseguir que las migas adquieran un dorado uniforme. En ese momento añadimos los dientes de ajo bien triturados (con el machador)  o en su defecto picados lo más fino posible. Rehogamos unos segundos y a continuación incorporamos las alcaparras, las guindillas secas que desmenuzaremos con las manos, las anchoas muy picadas, las pasas que habremos hidratado previamente, el perejil fresco picado (si no tienes puedes usarlo seco aunque no es lo mismo) y los piñones que habremos dorado antes ligeramente. 

Para entonces ya deberíamos tener la coliflor cocida y bien escurrida. Es importante que no tenga agua porque sino arruinará la textura crujiente del plato al reblandecer excesivamente las migas. A continuación tenemos dos opciones: Podemos servir la coliflor cocida en una fuente y espolvorear por encima la mezcla del pan rallado o bien incorporar los ramilletes a la sartén donde tenemos el resto de los ingredientes, remover y dejar cocer durante un par de minutos para que se mezclen bien los sabores.  Para presentarlo en la mesa queda mejor la primera opción pero lo dejo a vuestra elección.

Es importante comerlo recién hecho para que no se reblandezcan las migas. Lo que sí podemos hacer es cocer la verdura de víspera y al día siguiente calentarla en el microondas a una potencia muy baja (350) durante unos 2 ó 3 minutos mientras preparamos las migas.  De este modo la verdura  no se cocinará en exceso, sólo se calentará. A veces no nos gusta como quedan los alimentos en el microondas porque no lo utilizamos correctamente. Si para calentar seleccionamos el máximo de potencia, los alimentos se seguirán cocinando y por lo tanto se resecarán o se harán en exceso. En esta ocasión como se trata sólo de calentar porque la verdura ya está cocida en su punto, escogeremos una potencia muy baja.

En el momento de servir salpimentamos y regamos con el aceite de oliva virgen extra que habíamos reservado. Diana Henry añadía también un chorretón de limón pero a mi se me olvidó ponerlo y es verdad que al probar el plato eché en falta ese puntito de acidez así que le añadí un chorrito de vinagre balsámico. Podéis poner lo que más os guste, lo dejo a vuestra elección. Como siempre lo más importante es probarlo antes de servir por si fuera necesario rectificar la cantidad de algún ingrediente hasta dejarlo a vuestro gusto.  Si os animáis a hacerlo espero que lo disfrutéis tanto como yo.

49 comentarios:

  1. Qué me vas a contar querida. A 50 euros el kilo el parmesano más malo que haya sobre la Tierra en ésta ciudad. Todo impuestos al producto extranjero.
    Tía, odio la coliflor, me da igual con qué la prepares.

    ResponderEliminar
  2. interesante receta de aprovechamiento!

    ResponderEliminar
  3. Que receta tan buena, y asi seguro que en casa se la comen mejor que cocida tal cual. Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. Sacer la verdad es que la coliflor con un aderezo así está superior y eso que a mi me gusta tal cual porque me encanta!!! y la preparo de muchas maneras. Besossss.

    ResponderEliminar
  5. jo, que bueno tiene que estar ese majadito... alcaparras, pan tostadico.. picantito.. no le falta detalle, me encanta, me encanta, me encanta!!

    ResponderEliminar
  6. Yo no soy de coliflor, mi marido la adora pero te aseguro que con este pedazo de receta yo también, como dices, la como.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, bueno...es que las coliflores nos encantan! la solemos comer aliñada pero esta receta me ha entrado por los ojos. Porque menuda foto, amiga. Eres una artista!!!! y de sabor...ya me la estoy imaginando!!!! besos!!!!

    ResponderEliminar
  8. Qué mezzcla de sabores tan sorprendentes. En casa no gusta la coliflor pero a mí si me gustaría probarla con este aliño.
    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Me gusta bastante la coliflor y sí que es cierto que así debe ser un placer tomarla.

    besos

    ResponderEliminar
  10. ay dios, de todo este post lo que mas mas me gustan son tus fotos, jejejej,,es que no me guta mucho la coliflor, pero debo admitir que esta que has preparado hoy como que me tienta, se ve exquisita. a lo mejor me animo muy pronto a comer asi, por que por el momento me gusta solo en incurtido. jejeje'
    Un fuerte abrazo. wowwwwwwwww que fotos

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado ese parmesano del pobre. No lo conocía y me parece la bomba. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Tiene que estar absolutamente deliciosa, me ha encantado, aunque en casa son un poco reticentes a comerla
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Como me gusta!, además tengo pasas de la Axarquia de Málaga realmente exquisitas. Una preparación muy rica Susana.
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  14. Estaba leyendo la receta esperando encontrarme también unos pedacitos de tomate seco. Los sustituiré en lugar de las pasas.
    Un besino.

    ResponderEliminar
  15. Me gusta, es una vuelta de tuerca más a la aburrida coliflor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. La coliflor no es lo mio, pero la receta es maravillosa.

    ResponderEliminar
  17. Con esa mezcla seguro que no se echa de menos el parmesano, parece deliciosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. no soy yo de coliflor, pero reconozco que tiene muy buena pinta!!besoss

    ResponderEliminar
  19. Uy!! con lo triste que es mi coliflor!! la proxima tan alegre como la tuya!! y no olvidaré el chorreton de limón!! pero veo que no le hace falta!
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Lo hago!!....me encanta la coliflor y siempre me faltan recetas para variar los sabores!......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  21. Me encantan las recetas nuevas con coliflor, pues es una verdura que parece que la gente la tien un poco excluida de sus dietas, a mi desde luego me encanta yasi desde luego, parece de los mas apetecible.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  22. Yo uso mucho este "picadillo" para la pasta, a mi gente les encanta, incluso lo he puesto en alguna ensalada pero con verdura todavia no lo habia probado ......

    ResponderEliminar
  23. Hola
    a través de tu comentario he descubierto tu blog y me alegro, por que tienes una cocina muy bonita, con unas fotos muy cuidaddas y unas recetas buenísimas.
    Me ha gustado mucho tu presentación, es como un libro que empiezas a leer, y te apetece continuar así que aquí me tienes
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. YO LA VOY A HACER!. Me ha encantado!. Me encanta la coliflor y siempre ando buscando nuevos modos y éste me ha parecido original y muy diferente. Me lo llevo puesto... Coñe, comí coliflor ayer... tendré que esperar unos días, verdad?. jejejejeje
    Besitosssssssssss

    ResponderEliminar
  25. Estas "migas" italianas son una delicia, las he preparado alguna vez pero nunca con coliflor y ahora mismo me prepararía un plato.
    ME apunto la receta, estoy descubriendo una nueva autora muy interesante.
    Muchas gracias,Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  26. AMIGA MÍA... Un platito el tuyo SANO y SABROSO; y con estas fotografías tan PERSONALES y BONITAS da gusto verlo.
    MIL GRACIAS por tu CARIÑO... recibe el mío de corazón :)

    ResponderEliminar
  27. parece la colifror super rica viendola con esa pinta
    besis

    ResponderEliminar
  28. Que buenisima tiene que estar la coliflor asi, esta la trengo que hacer pronto.
    Un besito

    ResponderEliminar
  29. A mi marido le encanta la coliflor, a mi me hace un daño horrible en el estomago y todavía no se el porque ya que es la única verdura que no puedo digerir. A el casi siempre se la preparo como más le gusta con bacalao o rebozada pero algún día probaré con tu receta porque tiene una pinta genial. Besos

    ResponderEliminar
  30. Muchas gracias por tu visita, no te conocia. Esta receta de coliflor me ha encantado; si has dado una vuelta por mi blog verás que me encanta la coliflor, las coles, el brécol.... En fín me alegro de que te hayas manifestado, ahora voy a echar un vistacillo por aquí. Un saludo. Esperanza.

    ResponderEliminar
  31. Hola Sacer, gracias por el comentario, eso ha hecho que pueda visitarte y quedarme por aqui, ademas el nombre de tu blog me encanta. Respecto a la carne, francamente esta muy sabrosa, yo la conozco de toda la vida porque Ceuta, mi ciudad, es puerto franco y encontrabas productos que antes no se conocian en la peninsula, chocolates, licores y entre ellos esta carne que ahora si se puede encontrar en supermercados como Carrefour e Hipercor. Un besito. Ah! se me olvidaba, me encanta la coliflor y es una manera fantastica de aprovechar los restos. Besitos.

    ResponderEliminar
  32. Qué buenísima tiene que estar esa coliflor...
    Pero es que ese "parmesano de los pobres" tiene muchísimas posibilidades: seguro que está de muerte con pasta, patatas...Genial idea.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  33. Desde luego que como vendedora no tiens precio. Tal y como nos describes el sabor de esta coliflor no entiendocómo no he salido disparada al mercado a por los ingredientes para prepararla esta noche. Y es que te he leído hace ya horas y lo podría haber hecho...no tengo excusa.

    Tomaré nota porque no me dejas otra elección, jajaja.

    Sigue trayéndonos recetas tan ricas como esta please. No sabes cómo disfruto con tus entradas. Es un lujo leerte.

    Bss

    ResponderEliminar
  34. Hola encantada de saludarte darte las gracias por quedarte en mi cocina, yo con tu permiso también me quedo, esta coliflor se ve realmente exquisita, jamas la he probado de esta manera pero seguro que lo haré.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  35. No soy amante del coliflor y vienes tú con esta receta enamorando ?? dan ganas de meter el tenedor por la pantalla para probar y comprobar el sabor....me encanta, y esa puesta en "escena" del plato es delicada, como echaba de menos tu paleta de colores tan bien armonizada!

    Mil besos, Reina!

    ResponderEliminar
  36. Que rico tiene que estar, me llevo la receta para probarla, bsssss.Sefa

    ResponderEliminar
  37. Hola guapa!!!

    Pues si que es verdad que hemos coincidido!! Si es que la coliflor está riquísima con casi cualquier cosa.

    No conocía esta receta pero con lo que nos gusta la coliflor en casa y la pintaza que tiene tu receta... te aseguro que no voy a tardar en probarla,a ver que tal sabe el parmesano de los "pobres" jajajaja.

    Un Besazo guapa

    ResponderEliminar
  38. Holaaa!! Wuapaaaa!!!!
    Muchas Gracias por pasarte por mi Blog y hacerme un comentario!!!.. Y como ves ya estoy aquiii!!..(jeejjejeeeje).. Soy un poco cotilla...(jejeejjejejejjeej).Ante todo Felicidades por este pedazo de Blog que tienes esta muy chulo y las fotos son una maravilla e igual que las recetas que he podido ver,asi que sin mas porque ya ne me pierdo ni una recetilla me quedo como vecina..(jejeejejej).
    Muuuak Muuak

    ResponderEliminar
  39. un plato muy bueno ¡¡con una pinta estupenda

    ResponderEliminar
  40. Pues vas a tener razón y todo, que de ésta manera vas a lograr que me encante la coliflor, mira que la voy a probar, a ver que pasa. Saludos!

    ResponderEliminar
  41. Hola guapa, no paro de ver comentarios tuyos por los blogs que visito, asi que me he venido a verte y me ha gustado mucho lo que veo, tienes un blog muy chulo, fijo que voy a probar la coliflor porque me encanta y porque también me gusta mucho la cocina italiana..
    Besotes guapa

    ResponderEliminar
  42. Susana preciosa!!!
    como me gusta todo lo que sale de tu cocina:) adoro lo que se hace en las casas de la gente normal, la cocina sencilla y bien pensada..este plato es exactamente eso, maravilloso!!!!
    Ya había oído hablar del parmesano de pobre, pero ahora sé que lo voy a hacer casi ya!..la semana que viene en casa COLIFLOR!!!!!!
    feliz fin de semana linda Susana!!!!!
    Muasssss

    ResponderEliminar
  43. Deliciosa, a mi la coliflor me encanta y siempre ando buscando maneras nuevas para prepararla. Me gusta muchísimo la receta.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  44. Me gusta mucho esta forma de preparar la coliflor, me ha encantado.Creía que te seguía pero he visto que no,solucionado.Un beso.

    ResponderEliminar
  45. Que receta más deliciosa. Amo la coliflor y esta receta se ve de lo mejor. Con tu permiso la copio.
    Bss
    tita

    ResponderEliminar
  46. Aunque la coliflor no me atrae mucho, preparada asi tiene una pinta estupenda! un beso

    ResponderEliminar
  47. Teniendo en cuenta que me lleva a la semana santa en casa de mi amiga y desde aquella época la coliflor y yo, como que no tengo que decir que esta me ha apetecido!
    Me quedo cotilleando por aqui

    ResponderEliminar
  48. Y si va a encantar incluso a los que no les guste la coliflor ¿como sera a los que nos chifla la colifor como a mi?. Me parece que tu receta tiene que estar de rechupete

    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar